GDPR y Centros de preferencias

¿Qué es GDPR?

El Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) se estableció por primera vez en 1998 y a menudo se lo conoce como Ley de Protección de Datos de 1998 (la ley de 1998). En el período previo al 25 de mayo de 2018, la Unión Europea revisó el reglamente con un objetivo simple: mejorar la privacidad y dar un mayor control a los ciudadanos sobre la información personal en poder de las empresas y cómo se utiliza. Esto supuso, entre otras cosas, que las empresas se vieran obligadas a evitar el uso de jerga y lenguaje complejos para explicar por qué almacenan datos sobre ti y qué hacen con ellos. Deben de utilizar un ‘lenguaje claro y sencillo’ para garantizar que el contenido sobre el tratamiento de tus datos se ‘conciso, transparente, inteligible y de fácil acceso’. En resumen, como consumidor, tu eliges quién tiene tu información, cómo se comunican e interactúan contigo y, si no estás de acuerdo, tienes derecho a pedirles que eliminen la información almacenada sobre ti.

¿Cómo encaja el GDPR en la automatización del marketing?

Bueno, desde hace algún tiempo, los especialistas en marketing han estado trabajando con las ‘preferencias’ de publicidad y marketing para asegurarse de que pueden personalizar y proporcionar experiencias de cliente que conduzcan a compras. Esto se ha hecho, hasta ahora, utilizando centros de preferencias de correo electrónico donde los contactos de diferentes empresas tienen la capacidad de optar por no participar o adaptar sus comunicaciones.

La ley del GDPR tiene 7 principios clave:

  • Licitud, equidad y transparencia
  • Limitación de propósito
  • Minimización de datos
  • Exactitud
  • Limitación de almacenamiento
  • Integridad y confidencialidad
  • Responsabilidad

Construir un centro de preferencias compatible con el GDPR

Los centros de preferencias se han convertido en mucho más que simples centros de preferencias de correo electrónico, ahora es el lugar en el que podemos pedir que no nos contacten nunca más.  En la actualidad, con el GDPR necesitamos adaptar las preferencias y permitir que los contactos soliciten lo siguiente:

  • Inscribirse y darse de baja
  • Exportar y transferir datos
  • Informar de una violación en la política de datos
  • Solicitar política de datos y más información
  • Borrado de datos

La buena noticia es que configurar un centro de preferencias no es tan difícil, el desafío es asegurarse de que tu equipo legal esté satisfecho con la información recopilada, solicitada y, lo que es más importante, en cómo se almacena esta información.

Nuestros casos de éxito

Constructionline logo
Anaplan logo
Mc Graw Hill logo
Allianz logo
TechData Logo

Mapear el viaje del cliente

Mapear el viaje del cliente a lo largo del ciclo de compra es fundamental par...
Leer más

Integración del CRM

Integra tu plataforma de automatización de marketing con el CRM para garantiz...
Leer más

Lead nuturing

El marketing de nutrición de leads es el proceso de captar a una audiencia ob...
Leer más

Automatización gestionada

Si estás luchando por encontrar el equipo MarTech adecuado, estamos a su disp...
Leer más